Novedades
LLAMADO DE LOS ANCIANOS SABIOS Y GUARDIANES DE LA TRADICIÓN OTOMÍ OLMECA TOLTECA TEOTIHUACANA, DE MÉXICO. A LOS PUEBLOS, NACIONES, COMUNIDADES INDÍGENAS Y TODAS LAS TRADICIONES DEL MUNDO

POR LA CURACION DE LA MADRE TIERRA, POR LA VIDA Y POR LA PAZ  CEREMONIA DE LOS 8000 TAMBORES SAGRADOS Y DEL SONIDO CÒSMICO
26- ENERO - 26 FEBRERO - 26 DE MARZO DE 2005. INDONESIA, SRI LANKA, INDIA, BANGLADESH, BIRMANIA, TAILANDIA, MALDIVAS Y MALASIA, ASIA, PLANETA TIERRA


Ante la gran herida de la Madre Tierra, abierta en el Océano Indico provocada por los terremotos y maremotos (tsunamis)  en las tierras ancestrales llamadas hoy Indonesia, Sri Lanka, India, Bangladesh, Birmania, Tailandia, Maldivas y Malasia, los Ancianos Sabios y Guardianes de la Tradición Otomí Olmeca Tolteca Teotihuacana, de México, enviamos
urgentemente este mensaje al corazón y conciencia de esta región del mundo
y a toda la humanidad.

  1. Enviamos nuestra más grande ofrenda de cantos y plegarias de luz, paz y
    amor a todas las familias y comunidades de los lugares del desastre. Nos
    unimos a todas nuestras hermanas y hermanos para que encuentren pronta
    curación, y logren el balance de sus vidas en la dimensión física, mental
    y espiritual,  afectados por la catástrofe. Nos conectamos en espíritu y
    en verdad para que los muertos puedan reencontrar la paz y se mantenga la
    esperanza de vida.
  2. A todas las mujeres y hombres del Planeta Tierra, los llamamos a
    trabajar juntos, actuar en todas las formas posibles por evitar la
    aparición posible de epidemias y  enfermedades infecciosas y detener
    mayores muertes y sus consecuencias indeseables. La ayuda humanitaria debe
    llegar y darse de manera física, material o económica, mental y
    espiritual, siempre sustentada por el amor por la vida, por la Madre
    Tierra y por la paz.
  3. C. Los Pueblos y Naciones Indígenas, como Guardianes de la Tierra,
    sabemos que los centros de energía y campos vibratorios de varias regiones
    de la tierra se han afectado considerablemente por pérdida de lo sagrado y
    de la desconexión con el espíritu de la Madre Tierra, a consecuencia de
    las guerras de los grupos que ambicionan el poder y el control del mundo,
    la xenofobia, la discriminación racial y el genocidio contra pueblos
    (indígenas, tribus), las pruebas atómicas terrestres y submarinas, la
    contaminación y devastación del planeta, con el consecuente exterminio de
    plantas, animales y la especie humana.
    Con la catástrofe de los tsunami, ha provocado vibraciones de dolor y
    llanto, se han creado ondas y sensaciones de miedo, de sufrimiento, de
    angustia, de pena, de preocupación, carencia de confianza, de cólera, de 
    soledad, de desamparo y de muerte en el lugar del desastre y se propagó en
    todo el planeta, lo cual puede ocasionar campos vibratorios de energía
    negativa en diferentes niveles y formas, que pueden provocar epidemias y
    enfermedades diversas, afectando a la madre naturaleza,  a los seres
    humanos principalmente, y también a nuestras hermanas plantas y animales.
    Hoy es importante trascenderlo en actos de Amor Sagrado. Todos somos
    co-responsables en lo que nos está sucediendo. Es tiempo de sentir,
    pensar, decir y actuar, para transformar esta situación, es necesario
    generar altas frecuencias de vibración sonora, con el poder de plegarias y
    rezos, con actos de ayuda fraternal y de amor universal.
  4. D. Consideramos urgente hacer una gran conexión con el poder energético y
    curativo del sonido cósmico. Hagamos sentir la medicina de la vibración
    del sonido de la humanidad  a través de la voz como plegarias o rezos,
    meditaciones,  música y cantos, instrumentos musicales ceremoniales como
    los tambores sagrados, incluyendo el tambor de nuestro corazón.
    Como una Profecía Revelada por nuestros Ancianos Sabios y Ancianas Sabias
    a toda la humanidad y como una  Visión de nuestros Venerables Ancestros,
    el  día en que se reúnan los Sonidos de Ocho Mil Tambores Sagrados, será
    el inicio de la verdadera Sanación de la Madre Tierra y de Toda las
    Especies y la Familia Humana ?hoy en desequilibrio total-; para poder
    convivir en el camino de la Paz Sagrada. En conexión armónica con el
    Universo, la Madre Naturaleza, la Comunidad, la Familia y con nuestro
    propio Corazón.  Es el tiempo de reunificarnos y reencontrarnos todas las
    Semillas de las Cuatro Direcciones para reactivar la energía cósmica,
    curar las heridas históricas, sanar a nuestra Madre Tierra, respetando la
    vida, la libertad y la dignidad de nuestros Pueblos.
  5. E. Es por esto que llamamos a toda la familia de las cuatro direcciones
    para unirnos para la curación de la herida provocada por los tsunamis, por
    la falta de conexión con el cosmos, con lo sagrado. Honremos a toda la 
    gente que murió, miles de hermanas y hermanos que ofrendaron su vida por
    la curación de la Madre Tierra, por la Vida y por la Paz.
  6. F. Bajo los siguientes postulados o principios sagrados:
  7. Es urgente sellar y sanar los vórtices  heridos de la Madre Tierra.
  8. Es nuestro deber identificar  y activar los Centros Energéticos de los
    Lugares Sagrados.
  9. Es trabajo de todos sembrar y fortalecer la conciencia de Amor y
  10. Respeto a nuestra Madre Tierra.
  11. Es fundamental la recomendación  ancestral indígena, de crear y
    practicar la Gran Cultura de Paz y de Vida.
  12. Reconocer el uso energético y curativo de nuestros instrumentos
    sagrados como principio y objetivo de nuestra Misión.
  13. G. Con la conexión armónica planetaria, esta Ceremonia de los 8000
    Tambores Sagrados ayudará a regenerar un campo ilimitado de vibración
    poderosa,  un enorme efecto del sónico cósmico de alta frecuencia que se
    concentrará en la Isla de Sumatra, Filipinas -el lugar donde el 26 de
    diciembre se iniciaron los tsunamis-, luego se irá expandiendo hacia Sri
    Lanka, India, Bangladesh, Birmania, Tailandia, Maldiva  y Malasia, en
    forma de ondas concéntricas por mar, aire y tierra, irradiando luz
    intensificada, impregnando y bañando de amor a toda la familia humana,
    curando a todos los seres vivientes (humanos, animales y plantas de las
    zonas afectadas  directamente y de todo el planeta), esto ayudará a
    purificar y armonizar a la Madre Tierra y la Humanidad. 
    Con todo nuestro amor, emergerá un campo de vibración energética
    positiva, ayudará a transformar el sufrimiento, la ira y el dolor, en
    mayor paz con justicia y dignidad para todo el mundo. Que signifique un
    llamado para transformar todos los conflictos por vías pacíficas y de
    no-violencia.  Aquí y ahora, Guardianes de la Tierra, por la Vida y por la
    Paz, Mujeres, Hombres, Niñas, Niños, Jóvenes, Ancianos, Ancianas, de todas
    las direcciones estamos llamados para reafirmar la fraternidad humana y
    por la supervivencia del Planeta. Porque las generaciones pasadas,
    presentes y futuras sepamos que hemos existido honrando nuestra misión de
    Luz y Amor, que nuestro fuego sagrado se mantenga encendida, que nuestro
    sonido siga escuchándose y nuestro Canto de Vida florezca por siempre.

CONSEJO DE ANCIANOS Y GUARDIANES DE LA TRADICIÓN OTOMÍ OLMECA TOLTECA TEOTIHUACANA UNIVERSIDAD INDÍGENA INTERNACIONAL

Däbädi Thaayrohyadi


LLAMADO A LAS CUATRO DIRECCIONES

A los Pueblos, Naciones, Comunidades Indígenas y todas las Tradiciones del
Mundo.

Más información consultar la página:

http://universidadindigena.org/uii/id13.html

De Nelson Peñaherrera

 



Enero del 2005:

· COMUNIDADES Y MINA TINTAYA FIRMAN ACUERDO TRASCENDENTAL - Nota de Prensa
· NUEVA POLÍTICA DE MEDIO AMBIENTE Y CUMPLIMIENTO DE SALVAGUARDIAS DEL BID. COMENTARIOS ON LINE  SE RECIBEN HASTA EL 15 DE MARZO, 2005
· DESASTRES Y RIESGOS GEOMECANICOS Y NATURALES – TERREMOTO Y TSUNAMI
· JORNADAS EMERGENCIALES – APELL PARA LA MINERÍA
· LLAMADO DE LOS ANCIANOS SABIOS Y GUARDIANES DE LA TRADICIÓN OTOMÍ OLMECA TOLTECA TEOTIHUACANA, DE MÉXICO. A LOS PUEBLOS, NACIONES, COMUNIDADES INDÍGENAS Y TODAS LAS TRADICIONES DEL MUNDO

ekamolle@ekamolle.org / Contactanos